Cerro el Plomo (5424 m)

Requerimientos:

El cerro el Plomo es una montaña que no reviste gran dificultad técnica, por lo que su ascenso es apto para la mayoría de personas en buena condición física y en buen estado de salud. Sin embargo, su altura superior a 5424 metros, y el clima cambiante en este sector de la cordillera lo convierte en un cerro respetable. Para el éxito de la expedición debemos considerar 3 aspectos fundamentales:
Buena condición física: Motivación, salud compatible con altura, y buena condición física son fundamentales para las largas jornadas de caminata, y las frías noches en altura.
Aclimatación: La expedición plantea una aclimatación paulatina, ascendiendo 1000 metros al día. Ésta puede resultar un poco rápida para algunas personas. El mal de altura puede aparecer, y en este caso debe controlarse con buena hidratación, reposo, y paracetamol para el dolor de cabeza. En caso de persistir, se deberá perder altura.
Buen equipo: El frío en el sector puede ser intenso, sobre todo si viene acompañado por fuertes vientos, típicos en el sector incluso en verano. Por ello es fundamental contar con el equipo adecuado, especificado más adelante. Es necesario el uso de crampones y piolet en el trampo final.

Plan de la expedición:

La expedición al Cerro el Plomo puede realizarse en solamente dos días si se tiene aclimatación previa y buen estado de forma. En la mayoría de casos, la propuesta de 3 o es la recomendable, y aun de este modo, tendremos un último día agotador, con casi 1500 metros de desnivel positivo, 2100 de negativo en 17 km de recorrido.
Por tal de asegurar el éxito, recomendamos alargar la expedición completa a 3 días. El plan recomendado es pasar la primera noche en el sector “Piedra numerada”, a 3370 msnm. La segunda noche se pasa en el refugio federación o la Hoya, a 4200 msnm. El tercer día, ya con buena aclimatación, tendremos todas las probabilidades de alcanzar la cumbre. Existe la opción de regresar a Santiago el mismo día de cumbre por la noche, o volver más tranquilamente un cuarto día, tras pasar otra noche en piedra numerada.

Incluye:

– Traslados durante toda la expedición (distancia total: 200 km aprox.)
– Tramitación de permisos de ascensión (enviar documentación previa)
– Asesoramiento técnico y apoyo logístico durante toda la expedición
– Carpas para dormir, con capacidad para 2 o 3 personas.
– La comida equilibrada completa durante toda la expedición (a elegir).
– Cocinilla para calentar en altura, y preparaciones de desayuno y cena.
– kid de primeros auxilios y control de oxígeno en sangre.
– OPCIONAL día extra en la montaña en caso de no poder seguir el plan normal, debido al mal tiempo.
Opcional:
– Arriendo de material extra
– Contratar arrieros
– Reportaje fotográfico con teleobjetivo (recomendable)

Centro de esquí Valle nevado

Santiago

Cerro el Plomo

Detalle de los días:

Día 1: Santiago – Piedra Numerada (3370)
La salida de Santiago se realiza en alguna hora de la mañana, pudiendo ser hasta a medio día. Son 2-3 h en vehículo hasta el centro de esquí Valle Nevado, donde debemos inscribirnos para el acceso. Desde Allá, en el sector conocido como “tres puntas” comenzamos una caminata de 1 y 2 horas hasta el campamento de Piedra Numerada (3370m), ubicado en medio de una gran vega a orillas del río, desde donde ya se divisa el cerro Plomo al final del valle.

Día 2: Piedra Numerada – Campamento Federación o La Hoya (4200)
Esta jornada se caracteriza por un camino bien marcado por la ladera del majestuoso valle, en el que vamos ganando altura progresivamente durante unas 4h hasta llegar al refugio federación, o al cercano sector la Hoya (4200 m). El lugar de instalación del campamento dependerá de las condiciones de nieve y viento. En la tarde podemos caminar un poco en altura y sacar buenas fotos, o descansar para afrontar con garantías el mayor esfuerzo del día de cumbre.

dÍA 3: La Hoya (4200)- cumbre (5424)
El día comienza temprano, para comenzar a caminar antes de las 6 de la mañana, para evitar vernos afectados por los posibles cambios de tiempo que suelen producirse en la cumbre después de mediodía. El tiempo promedio de ascenso hasta la cumbre es de 6 horas. Por pendientes pronunciadas y senderos sinuosos se asciende el acarreo al este del glaciar del Plomo. Ya por encima de los 5000 metros, encontraremos la parte más delicada del recorrido, la travesía del glaciar. Ésta presenta poca pendiente y sin grietas, pero es bueno usar crampones y tener extremo cuidado, pues a pocos metros la pendiente se torna abrupta. Una vez cruzado el glaciar, se requiere de menos de 1h para alcanzar la cumbre. La panorámica desde la cumbre es un espectáculo con vistas a los grandes cerros del sector.
El descenso hasta la hoya es bastante rápido. Una vez allá, dependiendo de la fuerza con la que se encuentren los expedicionarios, es posible quedarse nuevamente en campamento, bajar hasta piedra numerada, o llegar hasta el auto y partir a Santiago. La opción de vuelta a la ciudad es válida solo para expedicionarios con muy buen estado de forma, pues requiere de un día de 12 horas de marcha.